jueves, 18 de octubre de 2012

Fuera de clase a estudiar


Partiendo de que este ministro de Educación y Cultura es nefasto, me parece que estas huelgas estudiantiles tienen un tinte más centrado en la política que en la educación. Partiendo de que España se sitúa a la cabeza de la OCDE con más jóvenes que ni estudian ni trabajan (Ninis) y con alumnos con peores notas, me parece que algo hay que hacer, pero eso de hacer huelgas donde un chaval de 16 años se toma el tema como unos días sin clase, lanzar a los alumnos a las barricadas o asaltar colegios religiosos como ayer en Badajoz me parece ya impresentable.

Como docente he visto que el principal problema del alumnado que he tenido ha sido que no estudia, a pesar de que el nivel de exigencia en algunos casos es mínimo. Y ya no sólo eso, sino el ambiente de clase que un docente a veces se encuentra donde los tres fichajes de siempre te ponen la clase patas arriba haciendo imposible el realizar tu trabajo. Por eso que cuatro niñatos que son siempre alumnos mediocres, más pendientes en dar por saco en clase que en estudiar, me agiten al personal diciendo que quieren una educación mejor... ¿cuál?

Leo en prensa que luchan contra una educación franquista o fascista que quiere imporner el ministro. Pues bien en la escuela pública y democrática a la que dicen representar se les enseña, a parte de los conocimientos, a resolver conflictos mediante el diálogo y no quemando contendores como ayer en Valencia, o respetar la diversidad de culturas y creencias y no a asaltar colegios religiosos al grito de "más educación pública y menos crucifijos" como ayer ocurrió en Badajoz, entre otras cosillas. Estoy seguro que en estos días de huelga a muy pocos les ha dado por estudiar, basta darse una vuelta por las calles y ver como estos días son más unos "días sin clase" más que de huelga seria centrada en buscar soluciones y no en mostrar eslóganes baratos como "Más Filosofía y menos Teología", "Educación Pública gratuita y de calidad"... Curioso que estos alumnos y los que les precedieron nunca se manifestaran por una educación como la vigente que les ha postergado a la ignoracia (excepto en deportes, telemierda, internet y móviles, algo es algo), a ser "ninis" en muchos casos y que España sea, hoy por hoy, líder europeo en fracaso escolar. Me quedaré con las ganas de que un alumno saque en una manifestación una pancarta o cartel pidiendo que los profesores les demos más caña, en el buen sentido de la palabra.

Me sorprende que compañeros docentes apoyen estas actitudes extremistas, anarquistas o fascistas, como les gusta decir a algunos, que hemos visto estos días. Creo yo que hay más de un fascista que dice no serlo y que va a clase a dar mítines, más que a realizar su labor docente. Lástima, así nos va. Somos una fábrica de sacar del cole Che Guevaras que encima no son médicos, en lugar de personas con Cultura, responsables y respetuosas con el otro.

Hace falta una renovación educativa YA, pero ni son las formas de unos y otros de estar a favor o en contra del tema, ni con ello estamos favoreciendo a la educación. Y que conste que soy el primer perjudicado por la decisiones, recortes y demás zarandajas de este ministro mediocre. Todos saben porqué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada